fbpx

Cómo recuperarse de la ansiedad (Ejemplo)

Tabla de Contenidos

¿Cómo recuperarse de la ansiedad generalizada (Ejemplo de caso)? Hoy hablaremos sobre qué es la ansiedad generalizada y enseñaremos un caso creado por nosotros para representar cómo es el tratamiento de este tipo de ansiedad con la terapia online de Arvum.

Para conocer cómo es el tratamiento de la ansiedad generalizada, primero tendremos que conocer qué significa bien la ansiedad y conocer que hay diferentes tipos de trastornos subyacientes a ella. Así mismo, será importante saber bien cuál es la definición de la ansiedad generalizada y qué tipo de sintomatología suele presentarse. ¿Vamos a ello?

Cómo recuperarse de la ansiedad generalizada (Ejemplo)

La ansiedad es una respuesta normal y adaptativa del cuerpo ante un estímulo que interpretamos como amenazante o peligroso. La respuesta de nuestro organismo es activarse y prepararse para afrontar los peligros que vengan, para que no nos pillen desprevenidos y podamos reaccionar a tiempo y de forma exitosa. ¿Por qué, entonces, se ha convertido en un problema? Esto es debido a que la ansiedad ha comenzado a aparecer ante estímulos que, en realidad, no son amenazantes. Es por ello que la actividad de nuestro organismo nos provoca sensaciones desagradables y la reacción no es adaptativa.

La ansiedad puede provocar una serie de problemas diferentes. Entre ellos, podemos destacar las fobias, la ansiedad generalizada, los ataques de pánico… Hoy hablaremos, en concreto, de la ansiedad generalizada.

La ansiedad generalizada es uno de los trastornos de la ansiedad más comunes. Este tipo de problemática se refiere a la ansiedad incesante en nuestro día a día, perjudicando a éste y a las tareas que tenemos que cumplir. Las preocupaciones se nos hacen constantes, no podemos concentrarnos, se nos hace muy difícil tomar decisiones…

A continuación, veremos cómo recuperarse de la ansiedad generalizada con el tratamiento online de Arvum. Hemos creado un caso para que se reflejen cuáles son las circunstancias ante las que una persona con ansiedad generalizada puede encontrarse. Recuerda que ni los nombres, ni las edades, ni ninguna otra circunstancia son tomadas de un caso real. Así, pues, ¡veamos cómo recuperarse de la ansiedad generalizada!

Antecedentes de la ansiedad generalizada

Carmen tiene 48 años y es ama de casa. Tiene dos hijos, uno de 15 años y otro de 8. Recientemente se ha divorciado, y tiene la custodia completa de sus hijos, por lo que vive con ellos.

Lleva un tiempo sintiendo que “las cosas le sobrepasan”. Desde hace poco más de un año, cuando comenzó el procedimiento de divorcio, ha estado muy nerviosa y teniendo problemas para dormir. Fue al médico y le recetó unas pastillas, pero se la tomó una vez y le sentaron muy mal. Cada día siente que está más irritable, y dice estar obsesionada con el orden y la limpieza de la casa. Se levanta muy temprano para hacer el desayuno para sus hijos. Cuando éstos se van al colegio, limpia sin descanso. Organiza la comida para la salida del colegio, y luego ayuda al menor de sus hijos con los deberes, porque es muy nervioso y le cuesta mucho centrarse y no distraerse con “tonterías”.

Últimamente, siente que ha perdido la paciencia. Cualquier contratiempo en el día hace que quiera llorar, y muchas veces lo hace. Se siente ahogada y a veces ha gritado a sus hijos. Eso le hace sentir muy mal porque quiere lo mejor para ellos, así que acude a consulta queriendo controlar lo que le pasa.

Tratamiento de la ansiedad generalizada

En primer lugar, trabajamos lo más básico, que es explicar qué es la ansiedad generalizada y comentar qué actitudes la refuerzan y cuáles ayudan a eliminarla. Analizamos las situaciones que ella recuerda haber pasado, y estudiamos qué otras alternativas podría haber hecho para manejar de forma saludable la situación, sin necesidad de tener control en ellas.

Como no le gustaba hacer deporte y decía no tener tiempo en el día para ello, ni se cree capaz de aprender técnicas de relajación, le sugerimos probar una actividad como el yoga de dos a tres veces a la semana, cuando se encontrara sola en casa. Esto resulta ser muy positivo para ella y acaba apuntándose a clases matutinas, lo que mejora no solo su estado de relajación, sino que favorece socialmente en su círculo.

También trabajamos su forma de comunicación, para aprender a hablar con sus hijos de forma más abierta, pero sin herirles ni perder los nervios, como nos había comentado que le pasaba. Su capacidad de comunicación asertiva comienza a ayudarle, además, a gestionar sus emociones de una forma mucho más sana y menos perjudicial.

Por otra parte, estudiamos técnicas para afrontar la ansiedad cuando ésta aparezca, así como formas de lidiar con sus emociones sin que sienta que se va a desbordar en cualquier momento mediante estrategias de afrontamiento específicas.

Trabajar para recuperarse de la ansiedad generalizada con Arvum

En Arvum Psicología tenemos una línea de trabajo marcada para el trabajo de la ansiedad generalizada:

  • Educación. Hablamos sobre la definición de la ansiedad, la ansiedad generalizada, y trabajamos para explicar de forma personalizada cómo se ha ido creando este problema.
  • Análisis de las circunstancias y estímulos que fomentan la ansiedad generalizada.
  • Fomentar las técnicas de reducción de la ansiedad y de afrontamiento a los factores que promueven la ansiedad generalizada.
  • Fomento de un estilo de vida más saludable.

Si crees que podemos ayudarte después de saber cómo recuperarse de la ansiedad generalizada, puedes contactar con nosotros de la forma que más cómoda te parezca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Pide Cita