fbpx

La disfunción eréctil: una disfunción sexual

Tabla de Contenidos

La disfunción eréctil, ¿en qué consiste realmente? ¿Cuál es la forma más adecuada de definirla? Si tenemos un “gatillazo” una vez, ¿ya estamos hablando de que tenemos un problema sexual? ¿Hay alguna forma de evitar que aparezca?

Hoy en Arvum Psicología vamos a concentrarnos en hablar de la disfunción eréctil. Veremos cuál es su definición, cuáles son algunas de sus causas, y también le echaremos un vistazo a qué podemos hacer para evitar este problema sexual. ¿Quieres conocer la respuesta a todas estas preguntas? ¡Sigue leyendo!

 

La disfunción eréctil: definición

La disfunción eréctil (DE) es uno de los problemas sexuales más frecuentes. Esta disfunción se refiere a la incapacidad de mantener una erección lo suficientemente rígida como para poder mantener una relación sexual satisfactoria.

Se estima que este problema sexual afecta a entre 1,5 y 2 millones de personas con pene de España (Prieto Castro et al., 2010). Algunos de los factores de riesgo de esta afectación son:

  • La edad. A más mayor, mayor posibilidad de padecer disfunción eréctil.
  • Presencia de problemas cardio-vasculares.
  • Obsesidad.
  • Consumir tabaco.
  • Padecer depresión.

 

No obstante, esto solo son factores de riesgo. Es decir, situaciones que, si las padecemos, nos hacen aumentar las probabilidades de desarrollar una DE. A continuación, veremos las causas que pueden desarrollar el problema.

 

 

Causas de la disfunción eréctil

Las causas que pueden dar lugar a este problema sexual son realmente variadas. Aunque hoy atenderemos las causas psicológicas de la disfunción eréctil, debes conocer que también existen causas orgánicas para este problema.

Aprende más: Qué provoca la disfunción eréctil

 

Entre las causas psicológicas de la DE podemos encontrar:

  • La depresión. No solo es un factor de riesgo, sino que también puede ser la causa que desarrolle nuestra DE.
  • La ansiedad es uno de los factores que más pueden afectar a nuestra capacidad para mantener una erección.
  • Excesiva auto-observación. ¿Conoces el efecto del elefante rosa? Es eso que te dicen “no pienses en un elefante rosa” y, en tu mente, ahora aparecen de forma incontrolada imágenes de un elefante rosa. Algo muy similar es lo que ocurre cuando prestamos excesiva atención a nuestra erección y nos obsesionamos, pensando continuamente, en que la erección aguante.
  • Complejos. En muchas ocasiones, los complejos son quienes desarrollan nuestra incapacidad para mantener la erección. Nos hacen sentir ansiedad ante los encuentros sexuales y la desnudez, y somos incapaces de disfrutar de ello.

 

¿Evitar la disfunción eréctil?

Si queremos evitar la DE, podemos atender a los factores de riesgo que se asocian a este problema. Así, entre otras, podemos:

  • Atender nuestra salud cardio-vascular.
  • Evitar fumar.
  • Tener una vida activa: hacer ejercicio, cuidar nuestra alimentación…
  • Proteger nuestra salud mental y desarrollar estrategias adecuadas de gestión emocional.

 

Si quieres conocer otras formas: Cómo evitar la disfunción eréctil

 

 

¿Tienes problemas de DE? ¿Te has visto reflejado en este apartado? Si necesitas ayuda para superar este problema, puedes contar con la ayuda profesional de nuestro equipo de Arvum Psicología. Puedes contactar con nosotras a través del correo hola@arvumpsicologia.com. ¿Hablamos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Pide Cita